La columna I del modelo LIDER está relacionada con la capacidad de un líder de comunicar, inspirar y motivar a las personas para conseguir la actitud y el compromiso máximos hacia la contribución para conseguir los objetivos y el propósito común. Por tanto, nos movemos en el terreno de las competencias sociales de liderazgo.

A nivel de autoliderazgo, se trata de desarrollar la capacidad comunicativa y de relación personal para conseguir la máxima efectividad en nuestra relación con los demás así como nuestro impacto en ellos. Para ello, pueden ayudar los siguientes ejercicios de entrenamiento:

  • Tu voz. Analizar con todos los inputs posibles (autoanálisis, opiniones externas, videos para verte comunicando…) cuáles son los principales aspectos de la comunicación (individual o face to face, así como delante de un público) haces mejor y peor, y trazar un plan de pequeños cambios de hábitos con pruebas reales en ocasiones comunicativas para ir mejorando y encontrando tu estilo comunicativo, auténtico y único
  • Top5 relaciones. Elige las 5 (aproximadamente) relaciones personales que son importantes a nivel personal o profesional y que peor funcionan (de forma menos efectiva, con malos entendidos, etc.) y haz un plan específico para mejorarlas (no todas de golpe, sino una por una y con pequeños pasos); es esencial dar antes de pedir para que funcione
  • Top5 contribuciones. Siguiendo el análisis de tu entorno, elige tus 5 (aproximadamente) principales contribuciones (en tu rol como padre, jefe, amigo…) y haz un plan específico para mejorarlas, paso a paso
  • Siguiendo tus principales contribuciones, haz un plan específico para ser más cercano/visible en cada una de ellas: reserva tiempo en agenda, dedícales tiempo de calidad a menudo, escucha…
  • Top5 desconfianzas. Elige las 5 (aproximadamente) personas con las que deberías tener una relación de confianza pero sin embargo no la tienes (por tu parte o mutuamente), y haz un plan concreto para mejorar el nivel de confianza aplicando los comportamientos que la construyen (transparencia, naturalidad, buenas intenciones…) empezando por tu parte. Hay que hacer todo lo posible para conseguir esta confianza, pero en pocos casos el resultado podría ser una confirmación de que no se podrá y entonces habrá que decidir cómo actuar.

Probad, intentad, desarrollad estos ejercicios y descubriréis el poder de la inspiración. El poder de hablar desde el corazón.