La E en el modelo LIDER se refiere a la ejecución para convertir las ideas en hechos y resultados; empieza con una alta ambición, y se desarrolla mediante la disciplina, tenacidad, resiliencia, planificación, seguimiento riguroso de las acciones, medición de los resultados y la rendición de cuentas tanto si han sido positivos como negativos. Por tanto, estamos en el terreno de las competencias de gestión, y a nivel de autoliderazgo tienen que ver con la eficiencia personal o la gestión del tiempo entre otros temas, por lo que los siguientes ejercicios de entrenamiento pueden ayudar a un líder a mejorar:

  • Top5 objetivos. Siguiendo tu plan estratégico, elige tus 5 (aproximadamente) principales objetivos en los que se puede desplegar tu propósito personal, y revisa si son suficientemente ambiciosos para hacer a continuación un plan de acción para conseguirlos, rompiéndolos en objetivos parciales a corto plazo que puedas ir consiguiendo.
  • Top5 disonancias. Elige tus 5 (aproximadamente) principales incoherencias entre lo que dices y haces, y haz planes concretos para solventarlas progresivamente, con el objetivo final de ser plenamente auténtico y coherente entre tu acción y tu pensamiento y valores.
  • Ganar 2 horas al día. Consigue ganar aproximadamente 2 horas cada día. ¿Imposible? Normalmente no. Se trata de hacer un plan de acción concreto con distintos objetivos: eliminar primero todo aquello que haces que no aporta valor real a tus objetivos (pérdidas de tiempo como televisión basura, charlas inútiles…¿te suena?), a continuación hacer más eficientes el resto de cosas (por ejemplo solapando acciones, planificando mejor en tu agenda, etc.) y, sólo al final de todo ello, si todavía te falta recuperar algo de tiempo levantarte algo más temprano progresivamente entre otras cosas para ganar tiempo.
  • Top5 problemas. Siguiendo tu perfil SWOT, elige tus 5 (aproximadamente) principales problemas o aspectos que necesitas mejorar y haz un plan de acción concreto para atacar cada uno de ellos progresivamente.
  • Top5 atascos. Elige 5 (aproximadamente) temas que tengas encallados desde hace tiempo, que sean relevantes pero que no consigues tirar adelante, y traza planes de acción concretos para conseguir desencallarlos y acabarlos (y en caso de que sea absolutamente imposible, matarlos definitivamente).