Me hace muchísima ilusión arrancar con este post una nueva etapa de mi blog, profundamente renovado. Durante unos años lo abandoné, por compromisos profesionales y por falta de un objetivo o enfoque que le diera realmente sentido. Ahora, desde la perspectiva de estos últimos 4 años en Uriach, que me permiten poder contar una apasionante historia (cómo no) de liderazgo colectivo, vuelvo a reactivarlo.

En la forma, el blog se ha puesto al día y ha cambiado totalmente, diría que se ha profesionalizado. En el contenido, he recuperado la mayoría de los posts antiguos y, a partir de hoy, iré añadiendo regularmente entradas, que se organizarán alrededor de varios temas: básicamente conceptos y tips de liderazgo y ejemplos reales de aplicación de todo ello (sobre todo en Uriach), aunque se irán añadiendo otras temáticas como opinión sobre determinados temas de actualidad o conversaciones con personas interesantes, según como vaya avanzando (o “resucitando”) el blog. En general, los posts se estructurarán en series alrededor de unos pocos temas, para darles continuidad.

También se ha puesto al día el resto de información que contiene el blog, y con el tiempo espero que se vaya activando una cierta interacción con las personas que se interesen por él, lean los posts y añadan comentarios, experiencias y opiniones. En cualquier caso, el propósito del blog sigue siendo exactamente el mismo: todo girará alrededor del liderazgo, con el objetivo de divulgar, dar testimonio y proponer formas para mejorar la forma de ejercerlo en nuestra realidad de cada día, desde la humildad pero también la autenticidad y la pasión, que generan las experiencias vividas y contadas en primera persona.

En definitiva, se abre una nueva era para este blog, cargada de ilusión y renovada energía. ¡Preparados, listos, ya!